EN VERSO Y PROSA

♣ MI SUEÑO ♣

Me llamo Marta y tengo 12 años.

Acabo de ver en el telediario una noticia que me ha parecido muy interesante. Contaba que una niña de tan solo diez años de edad había escrito una preciosa y magnífica carta contando qué le gustaría hacer a los 16 años. Lo que más me ha llamado la atención ha sido la persona destinataria de la carta, ya que era ella misma. Qué raro, ¿no? Me pareció algo bastante divertido y emocionante de realizar, así que cogí un bolígrafo y una hoja de papel y comencé a escribir, y este fue resultado…

En esta carta voy a reflexionar sobre mi sueño. La verdad, nunca lo había pensado. Se me pasan muchas cosas por la cabeza: tanto materiales, experiencias, cosas que ayudarían a otras personas… y cosas así, casi imposibles, como el tener poderes sobrenaturales. 

Uno de mis sueños sería tener la profesión que quisiera… Solo hay un pequeño problemilla, y es que ¡¡no me decido!!

Me encantaría ser violista. Sí, lo has leído bien. Me gustaría ser violista y no violinista. Me fascinaría recorrer espléndidos lugares (y algunos no tanto) tocando ese instrumento tan precioso para el oído como es la viola.

También me gustaría trabajar en un laboratorio, realizando diversos experimentos y descubriendo grandes cosas como medicinas, antídotos…

Otra de las profesiones que también me apasionan es ser profesora de Matemáticas, Lengua o Historia...

Las matemáticas es una de mis asignaturas favoritas, ya que me encantan los números. La historia me encanta porque, para mí, es como si le me leyera unos cuentos muy interesantes, y, por si fuera poco, esas historias pasaron de verdad… Lengua, o Lengua castellana y Literatura, también fascina… Lo que me requetencanta de esta asignatura es poder escribir mis propias redacciones y lo que me llama más la atención y despierta mi interés y mi curiosidad es el saber de dónde vienen las palabras y frases que hablamos y cómo se han formado…

También me encantaría ser jugadora profesional de fútbol. Concretamente, del Sevilla Fútbol Club (S.F.C.) o del Real Madrid, y es que ver todo el estadio del Ramón Sánchez Pizjuán de pie, gritando mi nombre y ¡gol! es algo que me llenaría de alegría y satisfacción.

Otra posible opción sería el ser inventora o científica. Me apasionaría poder crear un invento con el que hacer la vida de la gente más fácil o descubrir grandes cosas para la humanidad en un laboratorio. 

Otro de mis grandes sueños sería volar. Me asombraría poder volar sobre las ciudades, los mares, los océanos… Me fascinaría ver todo desde una perspectiva diferente, es decir, desde el cielo. Creo que, cuando terminara de volar y descendiera a tierra firme, me sentiría plenamente feliz. 

Sinceramente, me sentiría como este pequeño fragmento de una que, si no recuerdo mal, es de Joaquín Romero Murube:

«De pequeños, subíamos hasta lo alto de la torre de la parroquia del pueblo. Desde allí arriba, veíamos la marisma, que parecía interminable. Cuando bajábamos, nos sentíamos más hombres».

¡¡Ya lo tengo!! Ya sé cuál es mi sueño…

Después de leer todos mis sueños, creo que el mejor sería el no crecer. Bueno, mejor dicho, el seguir teniendo alma de niña para siempre. No me gustaría para nada que, de mayor, fuera como algunos adultos. Siempre pensando en el trabajo, el dinero o cosas materiales… Y es que algunas veces nos olvidamos de lo más bonito de la vida: el amor que recibes de tu familia, el estar siempre unidos con tus seres queridos presentes y no presentes… El quedarte embelesado mirando las estrellas, los árboles o incluso una pequeña e insignificante flor de jazmín… En fin, mi sueño sería: SER FELIZ.

P.D: Para Marta de 18 años, para que no te olvides de lo verdaderamente bonito de la vida.

 

MARTA CANGA-ARGÜELLES SÁNCHEZ (1º ESO A)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *